papa luna

El Papa aragonés

 

Uno de los personajes más relevantes de la historia europea nació en Illueca, en la aragonesa comarca del Aranda. Queremos rendirle homenaje.

Nos encantaría que lo conocieras mejor. Acompáñanos en este recorrido por su trayectoria vital. La figura de Benedicto XIII fue esencial en un momento decisivo en ámbitos como el político o el religioso.  

Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor (Illueca, 1328 – Peñíscola, 1423) fue testigo de destacables acontecimientos de la Baja Edad Media. Estos hechos transformaron significativamente la política y sociedad europea, dando paso una nueva época a principios del siglo XVI: la Edad Moderna

Nacimiento

El futuro pontífice nació en 1328 en Illueca, a orillas del río Aranda, en el seno de una familia noble. Por sus venas corría sangre de los linajes de ricos hombres aragoneses de mayor y reconocida antigüedad: el de Luna y el de Alagón. También pertenecía al de los Gotor, de origen más reciente.

Parte de su vida

Pedro Martínez de Luna pasó parte de su vida en la residencia familiar, el castillo de Illueca. Este edificio formaba parte del patrimonio de su familia materna, la casa de Gotor. No obstante, al pasar a manos de los Luna fue conocido como el castillo-palacio de los Luna.

Su estancia

Pedro nació en el castillo de Illueca. Allí pasó gran parte de su infancia, alternando breves temporadas en segundas residencias que la familia ostentaba en distintos lugares de Aragón. Desconocemos cualquier otra información sobre su niñez. De haber sido el primogénito habría dedicado su vida a las armas y a gestionar el patrimonio familiar, tal y como sucedió con su hermano mayor, Juan. Sin embargo, su situación de segundón le condujo a desarrollar una carrera dentro de la Iglesia, en la que gracias a su estatus social pudo alcanzar puestos de poder.

Su carrera eclesiastica

El futuro pontífice inició su larga carrera de honores eclesiásticos a una temprana edad. La extensa lista de cargos que fue acumulando en su persona le permitió continuar con la vida de privilegios correspondiente a una persona de la nobleza. Cada una de esas dignidades iba acompañada de una serie de rentas y beneficios que engrosaban su hacienda personal.

Conoce sus atributos

Existen una serie de atributos que han acompañado, y siguen acompañado, al Papa a lo largo de su pontificado. Algunos de ellos han sufrido modificaciones a lo largo de la historia, tanto en apariencia, como en su uso. Entre los empleados por Benedicto XIII destacamos los más característicos:

 

  • El anillo del pescador
  • La tiara papal (actualmente sustituida por la mitra)
  • El báculo.

¿Para qué sirve el escudo papal?

 El escudo papal sirve como distintivo del sumo pontífice.

Cada uno de los papas de la Iglesia católica escoge un emblema diferente al iniciar su pontificado.

Para ello elige los elementos que quiere que la compongan.

Antiguamente solían utilizar los blasones o escudos de armas familiares a los que le añadían una serie de atributos relacionados con la Santa Sede.

escudo papa luna

Validez y preparación

 

En un primer momento Benedicto XIII pensó en renunciar al cargo pontificio y poner fin al Cisma. Sin embargo, cambió de opinión ya que se consideraba el verdadero sucesor de san Pedro. Nadie cuestionaba su legitimidad y gran parte de los reinos europeos confiaban en su validez y preparación frente a Bonifacio IX.

La situación favorable en la que se encontraba Benedicto XIII cambió al ser anunciado el Concilio de Constanza, convocado a petición del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, con el objetivo de definitivamente con el Cisma.

Perdidos todos sus apoyos, Pedro de Luna se recluyó en el castillo de Peñíscola, donde vivió sus últimos días. No obstante, siguió gozando de la simpatía de los reyes aragoneses, aunque estos ahora pertenecieran a la obediencia romana. Alfonso V, sucesor de Fernando de Antequera, continúo ofreciéndole protección política. El nuevo papa, Martín V, intentó que Benedicto abdicase reiteradamente, pero su respuesta siempre fue negativa. Debido a su obstinación, el legado de Martín V intentó envenenarle con dulces espolvoreados con arsénico. Sin embargo, el Papa Luna logró salir ileso del intento de homicidio al vomitar el veneno.

 

Pedro Martínez de Luna desarrolló una gran actividad de patrocinio cultural, en un periodo en el que se empezaban a vislumbrar las primeras pinceladas del Renacimiento. Su elevada posición social y la pertenecía a una familia de generosos mecenas como eran los Luna, le permitió convertirse, incluso antes de alcanzar el papado, en un gran impulsor de las Artes y las Letras. El pontífice siempre dispuso de artistas locales, ubicados en las diferentes ciudades que se convirtieron en su lugar de residencia.

En el ámbito de la construcción, Pedro Martínez de Luna mostró un fuerte vínculo con el arte aragonés de su tiempo, el mudéjar. Este estilo se presenta asociado con la azulejería, empleando la cerámica decorada como ornamento. Contó con notables constructores mudéjares, como Mahoma Ramí. Gracias a su mecenazgo y ayuda, llevaron a cabo muchas reformas en diferentes edificios eclesiásticos. Ejemplo de ello es el cimborrio de la Seo de Zaragoza, distintas obras en las catedrales de Huesca y Tarazona, la basílica de Santa Engracia de Zaragoza o la iglesia de San Juan Bautista de Illueca. Para engrandecer su panteón familiar, patrocinó la ampliación de la iglesia de San Pedro Mártir de Calatayud.

Su afán de conocimiento y promoción del saber, se vieron reflejados en su mecenazgo en el ámbito educativo. Siendo cardenal fundó el Estudio General de Calatayud, un internado y colegio de estudiantes jóvenes en donde se les instruía en Derecho, Artes y Medicina. Sin embargo, por falta de apoyos, no tardó en cerrar sus puertas. Asimismo, durante esta etapa creó la Facultad de Teología de la Universidad de Salamanca, institución a la que siguió
beneficiando posteriormente durante su pontificado. En esa misma ciudad creó el Colegió de San Bartolomé. Desde su retiro en Peñíscola favoreció a la Universidad de Valladolid y fundó la Universidad de St. Andrews (Escocia) en 1413.

¿Quieres saber más sobre el Papa aragonés?

Documentación e infografías cedidas por el Ayuntamiento de Illueca, procedentes de la exposición “Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor: La forja de un Papa”.

Exposición itinerante organizada por el Ayuntamiento de Illueca. Comisariado: Lydia C. Allué Andrés y Alejandro Ríos Conejero. Dirección de contenidos: María Pilar Blecua Roca. Diseño y montaje expositivo: Trazacultura_producción cultural. Reproducción de objetos históricos: Luis Sorando López. Coordinación: Hacedor de Proyectos.

Chinese (Simplified)EnglishFrenchItalianSpanish